EL sentimiento nos invade

Queridos amigos:

Este año tengo yo el placer de dedicaros estas palabras en esta publicación tan entrañable para nosotros, denominada "EL CATÓN".
Publicación que con el paso de los años ha ido mejorando y que se ha convertido en la verdadera revista de fiestas de nuestra Comparsa.
Y digo placer porque para mí es un placer el poder dirigirme a vosotros a través de estas líneas y desde el cargo que tengo el gusto de ostentar. No es necesario que os diga que me siento totalmente honrado de presidir esta Comparsa, Comparsa que me ha visto nacer, crecer y espero que me vea envejecer.
Como todos sabréis, éste ha sido un año de cambios importantes en nuestras Fiestas, hemos cambiado de directiva, hemos tenido que cambiar nuestros estatutos y adaptarlos a la nueva Ley de Asociaciones, se va a cambiar el día de la Romería de la Virgen, la Junta Central de Fiestas ha dejado de ser Asociación y se ha convertido en una Federación, se han propuesto cambios muy revolucionarios para los desfiles; pero lo que estoy seguro que no cambiará jamás es ese sentimiento, ese "gusanico" que recorre nuestro estomago en estas fechas. Podremos cambiar la estructura de nuestras fiestas, pero lo que los villeneros sentimos por ellas es intocable, Quiero que mis siguientes palabras sean para los más jóvenes, esos jóvenes que con su ímpetu llenan las calles de alegría, esos que aseguran la continuidad de nuestras queridas fiestas, a ellos me gustaría hacerles
ver que el público también debe de disfrutar de nuestros desfiles, que una cosa es desfilar y pasarlo bien y otra bien distinta es ese espectáculo, en muchas ocasiones, vergonzoso que ofrecen muchos de ellos (cucharazos, anarquía total, no uniformidad, no ir formados sino en una marañal y que deberíamos de evitar. Deben de pensar que un desfile como La Entrada sin nadie que nos viese no sería lo mismo y que para hacer esas cosas tienen momentos de sobra durante las fiestas y no precisamente en los desfiles. Por todo ello os pido moderación, os pido que seamos alegres, pero os pido que respetemos a los demás y en especial al público.
Al resto desearos unas felices fiestas, deseando que estos días sean para vosotros unos días de alegría y unión.
¡Viva la Virgen de las Virtudes, viva
Villena y sus Estudiantes!


Fernando Calvo Tomás
Presidente